Cómo evaluar las habilidades blandas de tus colaboradores

·

Al integrar nuevo personal a tu equipo, es crucial tener un conocimiento profundo de las capacidades de cada perfil para seleccionar al candidato ideal. No obstante, con frecuencia se pasa por alto o se olvidan por completo las habilidades blandas. En este sentido, es importante comprender por qué estas habilidades son relevantes y cómo evaluarlas adecuadamente.

En un mercado laboral en constante cambio, especialmente con las nuevas tendencias digitales que surgieron después de la pandemia, los métodos de reclutamiento se han vuelto cada vez más automatizados. Como resultado, ha habido un aumento notable en los despidos de candidatos que no se ajustan a los valores del puesto o de la empresa.

En numerosas ocasiones, enfocarse en las habilidades blandas durante el proceso de reclutamiento puede ser fundamental para reducir tanto los despidos como la rotación del personal. Aprende cómo implementar este enfoque y reconocer estas habilidades en tus colaboradores con el fin de mejorar la productividad de tu equipo de trabajo.

¿Qué se entiende por “habilidades blandas” o soft skills?

Las habilidades blandas se refieren directamente al carácter y la personalidad del candidato. A diferencia de las habilidades duras o “hard skills”, no se pueden medir mediante títulos o registros en el historial del postulante.

Las habilidades blandas, como la responsabilidad, la resiliencia, la capacidad de adaptación y los valores personales, son elementos clave. Reflexiona por un momento: ¿cómo podría desempeñarse un empleado en tu empresa si no comparte los mismos valores? Tarde o temprano, estas diferencias darán lugar a desacuerdos.

Pero, ¿Cómo evaluar estas habilidades?

Si estás buscando contratar nuevos colaboradores o simplemente deseas evaluar las habilidades blandas de tu equipo actual, estos consejos te serán útiles. En el mercado laboral actual, las soft skills más valoradas son las siguientes:

  • Creatividad
  • Adaptabilidad
  • Gestión del tiempo
  • Capacidad de liderazgo
  • Habilidad de negociación
  • Comunicación y escucha activa
  • Pensamiento crítico
  • Resiliencia ante resultados adversos
  • Compromiso con las metas

Como podrás notar, estas competencias no se pueden identificar fácilmente en un currículum vitae. Dado que son habilidades sociales, es necesario evaluarlas de manera específica en cada candidato. A continuación, destacamos cuatro claves que te ayudarán a medir estas habilidades con mayor precisión en tu equipo actual o en futuras incorporaciones:

1. Definir las habilidades blandas a evaluar

Antes de contratar nuevo personal, es crucial definir las competencias blandas deseadas para el puesto. Dado que estas habilidades son difíciles de detectar, es importante tener claridad sobre qué aspectos estás buscando al evaluar el perfil.

En este punto, no debes pasar por alto los valores de la compañía, ya que es fundamental que los colaboradores compartan estos valores. Esto será determinante tanto para su permanencia en el puesto como para fomentar un ambiente de confianza mutua entre ambas partes.

2. Diseñar entrevistas que ayuden a detectarlas

En el primer encuentro con el candidato, tanto las preguntas como el entorno deben estar pensados para evaluar las habilidades deseadas. La forma en que se presenta, su estilo de comunicación e incluso las menciones autorreferenciales de soft skills son aspectos que pueden ayudar a detectar y evaluar estas habilidades.

Si ya cuentas con un protocolo para medir habilidades duras, puedes combinarlo con la evaluación de las habilidades blandas. Por ejemplo, puedes añadir límites de tiempo que pongan a prueba su capacidad de adaptación, cambiar condiciones sobre la marcha o crear situaciones de estrés controladas.


En qué consisten las insignias digitales y sus ejemplos de uso


3. Realizar un perfil psicológico del personal

Tanto para nuevas contrataciones como para tu equipo actual, realizar un perfil psicológico puede ser útil para comprender las habilidades blandas. Trabajar con profesionales en psicología laboral te permitirá obtener un conocimiento más preciso del carácter y los valores personales de tus colaboradores.

Podría interesarte: Cómo aportan valor las credenciales digitales a las organizaciones

4. Observar el comportamiento en el día a día

Si deseas evaluar a tu equipo actual, podrás detectar sus habilidades blandas observando su desempeño diario. En este caso, es valioso reconocer y destacar sus cualidades, ya que forma parte importante del reconocimiento laboral. Esto motivará a tus equipos de trabajo a seguir creciendo a nivel individual y a aportar cualidades sociales deseables al trabajo en equipo.

El reconocimiento no solo debe enfocarse en el dominio de conocimientos, sino también en los valores personales. Esto generará motivación en el equipo para seguir creciendo tanto a nivel individual como en la contribución de habilidades sociales al trabajo en conjunto.

Anabella Laya
CEO Acreditta

Suscríbete al blog aquí y recibe todos nuestros contenidos

Empieza hoy gratis

¡Crea y envía tus primeras credenciales digitales en pocos minutos!