Upskilling y Reskilling: Cómo afrontar la “brecha de habilidades” entre tus colaboradores

·

Debido a la constante evolución del mundo y la revolución digital que está desafiando a muchas empresas, campos como el Big Data y la IA se han convertido en soluciones innovadoras para todas las organizaciones.

Sin embargo, no todos los colaboradores saben cómo trabajar con estas tecnologías. Entonces, ¿debemos reemplazar al personal? La respuesta es simple: no. Con las siguientes estrategias, podrás abordar la brecha de habilidades entre tus empleados y ayudarlos en su desarrollo profesional.

¿Qué significa upskilling y reskilling?

El upskilling y el reskilling son dos técnicas que pueden ayudar a las personas a avanzar en sus campos de trabajo o incluso iniciar uno nuevo.

Upskilling

El upskilling significa en español perfeccionamiento e implica aprender nuevas habilidades o mejorar las existentes. Esto implica aumentar el conocimiento, adquirir habilidades de liderazgo, aprender nuevas tecnologías, entre otros.

El objetivo principal del upskilling es avanzar en la carrera profesional o mantenerse actualizado en el campo laboral. Por ejemplo:

  • Un representante de ventas asistiendo a un taller sobre habilidades de negociación.
  • Un desarrollador de software aprendiendo un nuevo lenguaje de programación o marco de trabajo.

El upskilling te permite mejorar y avanzar en tu profesión actual, y superar tus logros anteriores.

Reskilling

El reskilling, también conocido como recapacitación, implica aprender habilidades completamente nuevas que son diferentes a tu área de trabajo actual. En muchos casos, esto implica cambiar de carrera o hacer una transición a una nueva industria.

Es importante destacar que, al aprender un tema completamente nuevo, se requiere invertir más tiempo y recursos en comparación con el upskilling.


En qué consisten las insignias digitales y sus ejemplos de uso


¿Por qué se deben implementar?

El crecimiento personal es una de las principales razones por las cuales las personas buscan capacitarse o actualizar sus habilidades. Otras motivaciones comunes incluyen:

  • Mantenerse actualizado en su campo laboral.
  • Avanzar en su carrera.
  • Aumentar los ingresos.
  • Cambiar de profesión.

Sin embargo, muchas veces los colaboradores no cuentan con el apoyo necesario para aplicar estas técnicas. En el caso de las empresas, es importante que los líderes observen a sus empleados e identifiquen sus necesidades reales.

Al hacerlo, no solo estarán ayudando a sus empleados, sino que también cerrarán las brechas de habilidades necesarias para realizar actividades específicas.

¿Qué se conoce como la brecha de habilidades?

La brecha de habilidades se refiere a la diferencia entre lo que necesita una empresa y las habilidades reales que tienen sus colaboradores. Esta brecha se produce cuando un empleado es asignado a una tarea que no comprende o para la cual no tiene las habilidades necesarias.

Los tres tipos de brechas y cómo abordarlas Aunque hay más de tres tipos de brechas de habilidades que pueden surgir en una organización, las más comunes son:

  1. Brecha de conocimiento: ocurre cuando el personal no tiene la información necesaria para realizar su trabajo.
  2. Brecha de habilidades: ocurre cuando el personal conoce su trabajo, pero no posee las habilidades necesarias para llevarlo a cabo.
  3. Brecha de desempeño: ocurre cuando los colaboradores carecen de motivación o razón para alcanzar los objetivos de la empresa.

Podría interesarte: Cómo aportan valor las credenciales digitales a las organizaciones

Reconocer estas brechas es fácil, pero lo difícil es saber cómo abordarlas. Como consejo, puedes comenzar por:

  • Establecer estrategias para cerrar la brecha de habilidades. Puedes implementar un programa de reconocimiento basado en la certificación de logros y competencias de tus colaboradores.
  • Utilizar tecnología que ayude a identificar y abordar las brechas individuales.
  • Realizar evaluaciones continuas que ayuden a obtener un análisis de las necesidades existentes.

Finalmente, es importante aplicar el upskilling o reskilling según los resultados de cada estrategia o evaluación.

Cómo aprovechar las estrategias de upskilling y reskilling

Lo más importante para comenzar es definir qué habilidades deseas desarrollar en tus colaboradores y cómo se llevará a cabo el proceso de adquisición de esas nuevas competencias.

Pero la estrategia no termina ahí, apenas comienza. Debes asegurarte de que tus equipos inicien y completen efectivamente sus formaciones. ¿Cómo lograrlo? A través de la certificación y el reconocimiento con Insignias Digitales.

Las Insignias Digitales permiten impulsar y motivar la finalización de las capacitaciones, otorgando una certificación innovadora y segura cuando tus colaboradores alcancen los objetivos. Además, pueden mostrar sus nuevos conocimientos adquiridos en sus perfiles de redes sociales.

Anabella Laya
CEO Acreditta

Suscríbete al blog aquí y recibe todos nuestros contenidos

Empieza hoy gratis

¡Crea y envía tus primeras credenciales digitales en pocos minutos!